Tras su segundo año en la NBA, Barry decidió cambiar de liga. Y sin saberlo cambiaba la historia del deporte americano.

Rick Barry (28 de Marzo de 1944, New Jersey) fue un problema para la NBA desde que llegó a la liga, y la historia le recuerda por dos motivos: su peculiar mecánica para lanzar tiros libres, la famosa cuchara [en el vídeo de arriba]; y ser el jugador más arrogante que jamas ha pisado una pista de baloncesto, según su ex-compañero Billy Paultz. Y con mucha diferencia. “No tiene diplomacia. Si lo enviamos a la ONU, empezaría la III Guerra Mundial” decía de él Mike Dunleavy padre. Y no le faltaba razón. 

Compaginaba anotar 40.8 puntos en las NBA Finals de 1967, todavía como jugador de segundo año, con tener la fama de perdonavidas. “Siempre te miraba por encima del hombro, como con mala actitud” aseguraba Parish unos años más tarde. Ken Macker, ejecutivo de los Warriors en la época de Barry: “Hasta sus compañeros le detestaban. Nunca encontrarás jugadores hablando sobre los buenos tiempos con Rick porque no existieron”.

Lee el resto del artículo publicado por Alejandro Gaitán en The Wing pinchando aquí:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.