Cuando Danny Ainge llevó a Markelle Fultz al TD Garden ya sabía que Kyrie Irving iba a ser el futuro base de los Celtics. Sabía que Jayson Tatum iba a ser el elegido, que Gordon Hayward iba a firmar, que Bradley saldría y que con IT y Crowder no se iba a conseguir el anillo. No es que lo viera antes de que pasara, es que hizo los movimientos necesarios para hacer que pasara. Y eso le hace estar siempre un paso por delante. 

Leer en Herederos de Pierce. 

Como Jack, por partes. El primer plan estaba claro: hacer una campaña por y para Fultz, fotos debajo de los banners y en el vestuario de los Celtics. Solo Kevin O’Connor nos avisó y ninguno le hicimos caso. Unos días después, Ainge recibía el pick 3 y un jugoso futuro pick por entregar la primera elección a Philly. Y sí, se elegía a Tatum, la elección que siempre tuvo en mente. Primera parte, completada. 

B64Q5611.JPG

El 2 de julio, Hayward visitaba Boston. Stevens le recogía en el aeropuerto, sin escolta policial ni ramos de flores. Otra vez coach y estrella juntos, 7 años después de separar sus caminos en Butler. 48 horas más tarde, se filtraba que Hayward elegía Boston para seguir su carrera; 7 horas después, ahora sí, Gordon lo hacía oficial en un artículo de 2500 palabras en The Players Tribune. Culminado el segundo paso. 

Para firmar a Hayward debía salir alguien con un salario de 6+ millones: Smart, Horford, Isaiah o Bradley. Además de los Olynyk, Amir, Jerebko, Zeller y el resto de agentes libres, el elegido fue Avery: destino Detroit. A cambio llegó un interior versátil con 14 puntos en las manos y un gemelo malvado en D.C.: Markieff Morris. Venía a hacer de Olynyk y Amir Johnson a la vez (junto con Baynes). Tres de tres. 

Gordon-Hayward1

Y eso nos deja en la semana pasada. Martes por la tarde hora de Boston, Shams Charania, nuestro spoiler NBA de cabecera lanza un tweet al aire: empieza el caos para el mundo del baloncesto, para todos menos para una persona. El mismo Shams era el primero en anunciar que había acuerdo y ahora sí, era el momento de analizar de manera fría el traspaso.

Fue el 21 de julio cuando se filtró de que Kyrie Irving quería salir de Cleveland, quería nuevas aventuras en la liga siendo una primera espada y no la sombra del Rey. A esas alturas, Bradley ya había salido de Boston y, evidentemente, Hayward y Tatum ya estaban más que firmados por los Celtics. Pero fue en mayo, Danny Ainge ya anunció que iba a firmar a Kyrie. No dijo Kyrie, pero podía ser cualquier estrella que saliera al mercado. Y resultó ser Irving:

“We have a lot of good players, but we need some great ones”

Y ahora tenemos tres.
#18, here we go.

#InAingeWeTrust

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .