Ahora. No ahora como lunes a mediodía hora de Bogotá. Ahora, en Abril. Pese a la debacle de ayer en Atlanta, por histórica que sea, es el momento. Empieza en Abril si no ha sido en Noviembre y se extiende hasta mediados de Junio. La regular season importa si te llamas Russell Westbrook, o Stephen Curry, o cualquier otro nombre que no sea LeBron. Pero James está por encima. Algo que, por cierto, admite públicamente sin reparo.

“I’ve played in a lot of big games, man. I’m sorry. I’ve been to six straight NBA Finals — I’m the last person to ask about a regular season game”.

james042115
Boston.com 

Son seis seguidas, sí. Y siete en total. Y todas con un común denominador: el abuso, control y dominio absoluto de la conferencia Este. Algo que este año podría acabar. Primero, los datos.

  • Primera vez desde 2011 que 4 equipos del Este superan — o pueden superar— las 50 victorias.
  • Los 4 primeros equipos del Este están a 3 partidos en la columna de derrotas, siendo la media de los últimos años 12. Curiosamente, la última tan temporada igualada fue la 2002/03, año pre-LeBron.
  • Primera vez desde que firmó por Miami que su equipo no supera el 64% de victorias — últimos 7 años [a falta de 2 encuentros].
TEMPORADA RECORD RS (%) RS vs EAST (%) PO vs EAST (%)
2010/11 58-24 70,7 38-14 73,1 12-3 80,0
2011/12 * 46-20 69,7 35-13 72,9 12-6 66,6
2012/13 * 66-16 80,5 41-11 78,8 12-4 75,0
2013/14 54-28 65,9 34-18 65,4 12-3 80,0
2014/15 53-29 64,6 35-17 67,3 12-2 85,7
2015/16 * 57-25 69,5 35-17 67,3 12-2 85,7
2016/17 ** 51-29 63,8 35-15 70,0

* — Campeón de la NBA
** — Temporada actual, faltan 2 partidos. Ambos contra equipos del Este: @ MIA, vs TOR.

Matar a un Rey no es fácil. En los últimos años lo han intentado los Bulls de Rose (4-1), los Celtics del Big-3 (4-3), los Pacers de Paul George (4-3) y (4-2), y desde su vuelta a Cleveland, los Hawks (4-0) y los Raptors (4-2 y +93). Y solo un año ha perdido +5 partidos en su paseo anual hacia las finales. Este curso son tres los candidatos a destronar a LeBron: Celtics, Raptors y Wizards. ¿Qué tiene esta temporada de diferente con las 6 anteriores?

En principio nada. Es más, los Cavs tienen una mejor plantilla, manteniendo al núcleo duro que les hizo campeones el curso pasado y añadiendo a Deron, Korver, Derrick Williams o Larry Sanders. Por ahora no anima mucho. Seguimos: el récord de los chicos de Lue ante los tres rivales es de 8-2 [derrotas vs Washington y @ Boston] y un +46. LeBron está en career-high en asistencias y rebotes, Irving domina la liga a placer y Kevin Love por fin parece adaptado a un sistema en el que su rol es tirar. Han vuelto los lesionados, la plantilla está al completo, Bogut al margen, y Lue tiene una fórmula secreta para solucionar los problemas.

Pero hay rayos de esperanza para soñar con una república al Este de los Estados Unidos, una liga sin el Rey en las Finales. FiveThirtyEight da más opciones de ganar el título a Boston, Washington y Toronto (3% cada uno) que a los Cavs (2%) y por alguna razón será. La primera, principal y más clara, la defensa. Los Cavs reciben 110.3 puntos por 100 posesiones, la 23° peor defensa de la liga, son el segundo equipo que menos pérdidas genera y permiten al rival tirar en un 51.6 eFG% — 2.1% más que Warriors, por ejemplo.

USATSI_9970946-e1490725235383
Ken Blaze | USA TODAY Sports

Y LeBron. Lo que el Rey te da, el Rey te lo quita. Lidera la liga en minutos por partido, rozando los 38 con 32 años y 14 temporadas a las espaldas [19 partidos de +40 minutos, solo AD tiene más]. Entre los 20 primeros, solo hay otro treintañero, Lowry y para encontrar al siguiente jugador de 32 tacos hemos de bajar hasta el 24°, Carmelo Anthony. ¿Por qué juega tanto? Porque con él en pista los Cavs son +8.9 mejores que el rival, pero sin él, -8.6 peores. Un +17.5 abismal de Net Rating para un equipo que tiene 7 TOP-3 del Draft. Es más: con LeBron 51-23. Sin LeBron, 0-6.

El modus-operandi del #23 es sencillo. La temporada es para entrenar, para dejar las cosas claras y que el equipo empiece a funcionar. Después del All Star Game arranca motores, al ralentí, por supuesto. Y para Abril, el equipo está listo para destrozar los sueños y esperanzas de los que llevan luchando desde Noviembre con LeBron subiendo su rendimiento hasta  cotas como las finales de 2015. Pero, ¿podrá el Rey subir sus números como antaño después de un curso tan duro?

Es la hora de plantear un referéndum sobre la monarquía en la NBA.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .